Nacido en Mendoza en 1947, Luis Scafati comienza a dibujar de niño y realiza, durante su adolescencia, un curso básico de dibujo por correspondencia, más tarde, mientras hace el servicio militar, estudia en el turno nocturno de la Escuela de Bellas Artes, de ahí pasa a la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Cuyo y se convierte en uno de los más prestigiosos dibujantes de Argentina. Su obra pictórica se encuentra expuesta en museos de todo el mundo.

En 1981 recibió el Gran Premio de Honor en el Salón Nacional de Dibujo, considerado el más importante galardón en el ámbito del dibujo en Argentina.

Desde 1972 publica en numerosos medios de comunicación (Humor, El Péndulo, Vogue, Noticias, Playboy, El Periodista, los diarios Sur y Clarín de Argentina, El País de Uruguay, Il Manifesto de Italia, etc.) y hace ilustraciones para diversas ediciones de grandes obras de la literatura y adaptaciones. Algunos de sus trabajos se encuentran entre los tesoros disponibles en nuestras estanterías

 

 

El Hombre Invisible

Un día de nieve cerrada llega a una pequeña posada de un pueblo inglés un extraño individuo que cubre su rostro con vendas, sombrero y gafas. Pronto recibe un cargamento de tubos de ensayo y extraños productos y se encierra a trabajar en un misterioso experimento. Todo indica que ha sufrido un terrible accidente, sin embargo, la curiosidad de los vecinos puede más que la compasión y poco a poco conseguirá arrancar al forastero su terrible secreto.

Publicada originalmente en 1897 por entregas, H. G. Wells, continuando la estela de Victor Frankenstein, relata las contradicciones de un joven y brillante científico, que, absorto por los resultados de sus investigaciones, se desprende de toda ética en pro de su sed de dominio y lucro personal.

Las ilustraciones de Luis Scafati recrean admirablemente la aciaga atmósfera de una sociedad trastornada por la conducta de quien actúa con total impunidad cuando no es visto.

 

 

Drácula

«Muerto mientras el sol recorre el día, el conde aguarda el regreso de las sombras que lo despertarán; entonces, como un siniestro animal nocturno, perseguirá nuevas víctimas que alimenten con sangre su inmortalidad».

Una incursión por parajes inhóspitos y habitaciones cerradas, donde la vida y la muerte se devoran salvajemente.

A través de un notable trabajo de ilustración compuesto por más de 50 estampas, Luis Scafati rinde homenaje al mítico personaje y al vasto imaginario que, desde hace siglos, ha inspirado la literatura sobre vampiros.

 

 

La Ciudad Ausente

«Es una isla, en el brazo de un río, poblada de ingleses y de irlandeses y de rusos y de gente que ha llegado de todas partes, perseguidos por las autoridades, amenazados de muerte, exiliados políticos. En esa región se han mezclado todas las lenguas, se pueden escuchar todas las voces. Nadie llega o el que llega no quiere volver. Porque allí están refugiados los muertos.»

Un periodista sigue la pista de una compleja trama de intrigas: un museo secreto, la historia de una máquina capaz de elaborar sus propios relatos, una isla utópica, ficciones que se entretejen y que habitan dentro de otras ficciones. La ciudad ausente de Ricardo Piglia es un logro narrativo donde se funden admirablemente la novela policial y la literatura fantástica.

La ciudad ausente de Ricardo Piglia y Luis Scafati, no es un libro, ni una novela gráfica, ni un cómic, pero es todo junto y a la vez. La ciudad ausente de Ricardo Piglia es un logro narrativo donde se funden admirablemente la novela policial y la literatura fantástica. Luis Scafati y Pablo De Santis han sabido interpretar esta vertiginosa historia hasta consumar una obra impar, un hito en el género de la novela gráfica.

Reseña de “La ciudad ausente”, de R. Piglia, adaptada por P. De Santis y L. Scafati – Libros del Zorro Rojo

 

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

Nueva York, la gran urbe, crisol de culturas, ciudad de rascacielos. Poco antes del archiconocido crack de octubre de 1929 llegó Federico García Lorca a Ellis Island, pasó previo antes de instalarse en la Universidad de Columbia, a bordo del transatlántico Olympic y acompañado de su amigo y mentor Don Fernando de los Ríos. El poeta estaba en plena depresión tras romper con su pareja, el escultor Emilio Aladrén, y decidió cambiar de aires, buscar un nuevo espacio vital.

De esa experiencia nación Poeta en Nueva York, un cambio crucial en la evolución del autor granadino. El surrealismo, con sus ansias de renovar el arte, había impactado en un Lorca en plena angustia existencial.

Las vivencias neoyorquinas del poeta han servido al dibujante alicantino Carles Esquembre para diseñar su primera novela gráfica. Lorca: Un poeta en Nueva York (Panini Cómics) se adentra en las pasiones y obsesiones del escritor atendiendo a su epistolario y a los testimonios de quienes le siguieron en dicha aventura.

Artículo completo de David Ruiz Marull en La Vanguardia: Lorca, un poeta en Nueva York

Poeta en Nueva York se publicó en Estados Unidos el dos de abril de 1940, hace hoy ochenta años.

 

 

«Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro», Federico García Lorca

Cinco años antes de ser asesinado tuvo el gran honor de inaugurar la biblioteca de su pueblo. Esto fue en septiembre 1931. Para ello escribió y leyó un precioso discurso ante los habitantes de Fuente Vaqueros en el que repasó las bondades de los libros, la lectura, la cultura y las bibliotecas.

Muchas veces un pueblo duerme como el agua de un estanque un día sin viento, y un libro o unos libros pueden estremecerlo e inquietarlo y ensañarle nuevos horizontes de superación y concordia.

 

«Hablaba Federico, requebrando a la muerte. Ella escuchaba.»
Antonio Machado

«Su mundo era un mundo prácticamente de palabras. Un mundo de metáforas chocantes.»
Jorge Luis Borges

Un volumen inédito que presenta el proyecto inacabado del más grande poeta del siglo XX español: Federico García Lorca.En lenguaje musical se entiende por «suite» una composición integrada por movimientos variados que, no obstante, encuentran su apoyo en la misma tonalidad. Las suites de Federico García Lorca parten de la misma idea, aplicada esta vez a la lírica: establecer series de poemas formalmente heterogéneos que giren alrededor de un tema común. Sin embargo, su temprana muerte truncó el que había de ser un ambicioso proyecto en el que se recogían obras inéditas o ya publicadas, escritas todas ellas entre 1920 y 1923, bajo el signo de una nueva armonía.El presente volumen supone la fiel y ajustada edición a cargo del hispanista Eutimio Martín de un poemario abocetado que ilumina los primeros versos del más brillante poeta de la literatura española del siglo XX. Una perla extraordinaria que muestra una vez más que el universo de Lorca no tiene fin ni parangón.

 

Novela gráfica creada conjuntamente por Ian Gibson y el dibujante Quique Palomo . Muestra a Lorca sin tabúes ni tapujos. Su infancia en la Vega de Granada y su juventud en Madrid como inquilino de la Residencia de Estudiantes. Familia y amores clandestinos; triunfos globales —España y América— y los fracasos de sus intimidades. La proteína de su obra y el desperdicio que supuso su caída a manos de un escuadrón asesino. Una inmolación, con señales de escarmiento, a manos, dice Gibson, “de la que el poeta había llamado poco antes la peor burguesía de España: la granadina”.

Rosalía de Castro sigue siendo una poeta enormemente popular y conocida más de cien años después de su muerte. Sus versos, sinceros y musicales, sencillos y enormemente expresivos, reflejan fielmente el lenguaje popular de su pueblo, así como sus problemas: el hambre, la emigración, la injusticia.

Pero Rosalía no es sólo una portavoz privilegiada, cercana y veraz del sentir de los suyos. En sus composiciones nos habla también del amor, de lo que significa ser mujer o de las ilusiones y decepciones de las relaciones de pareja. Y no todo son llantos y amargas soledades. El sentido del humor, la fina ironía y la crítica mordaz son también su patrimonio y nos revelan el carácter de una mujer fuerte, valiente, sensible, que sabe también de la risa y que, un siglo después de su creación, presenta en sus composiciones historias, sentimientos y problemas plenamente actuales

Esta Antología, que recoge los poemas más conocidos y cantados de la autora, busca también mostrar, a través de su obra, todos los matices de la compleja y rica personalidad de una de las voces más valientes y libres de la poesía gallega y española.

 


Ruinas (en lengua castellana, año 1866): es un cuadro de costumbres centrado alrededor de tres tipos humanos, tres habitantes de una pequeña villa, ejemplares por sus valores espirituales, que se sobreponen a su decadencia social.

 

 

 

 

 
Emilia  Pardo Bazán fue una abanderada de los derechos de las mujeres y dedicó su vida a defenderlos tanto en su trayectoria vital como en su obra literaria. En todas sus obras incorporó sus ideas acerca de la modernización de la sociedad española, sobre la necesidad de la educación femenina y sobre el acceso de las mujeres a todos los derechos y oportunidades que tenían los hombres.
 Aún consciente del sexismo en los círculos intelectuales, propuso a Concepción Arenal para la Real Academia Española, pero la candidatura fue rechazada; tampoco aceptaría esta institución a Gertrudis Gómez de Avellaneda, ni su propia candidatura (fue rechazada tres veces, en 1889, en 1892 y en 1912), por más que en 1906 llegara a ser la primera mujer en presidir la sección de literatura del Ateneo de Madrid y la primera en ocupar una cátedra de literaturas neolatinas en la Universidad Central de Madrid (en 1916)1920 además de ser nombrada en 1910 Consejera de Instrucción Pública por Alfonso XIII.
 
 
 

Insolación (historia amorosa) es una novela escrita por Emilia Pardo Bazán y publicada en 1889. En ella, la autora se aleja de las premisas del naturalismo que la habían caracterizado en su obra magna, Los pazos de Ulloa, y se centra más en el estudio psicológico de los personajes, empleando para ello una inusitada y compleja técnica narrativa que la acerca a la narración espiritualista. Es notable en esta novela el marcado feminismo y la puesta en duda de los valores morales y la doble cara de medir de la sociedad de la época, a través de la historia de la aventura sexual de una viuda con un hombre más joven que ella.

 


Publicada por primera vez en 1886. Forma un díptico con La madre naturaleza, publicada en 1887.

Se trata, dentro del realismo literario español, de la novela que mejor ejemplifica la corriente naturalista, al reflejar la aceptación de las teorías positivistas aplicadas a la literatura por el escritor francés y padre del naturalismo Émile Zola.

Don Julián Álvarez, joven y apocado sacerdote, se dirige a los Pazos de Ulloa para servir al Marqués Don Pedro Moscoso como administrador por recomendación del tío del noble. Nada más llegar a los Pazos, situados en una zona rural de Galicia, el sacerdote se escandaliza por el decadente estado del palacio y el comportamiento de Don Pedro y sus empleados: El palacio está en un estado ruinoso, la biblioteca y las cuentas abandonadas, la capilla desatendida por el actual abad. Don Pedro, quien en realidad no es marqués puesto que el título fue vendido, es ignorante y rústico aunque se da aires de gran señor. Pasa la mayor parte del tiempo de cacería rodeado de personajes de mala reputación. El mayordomo de la finca, Primitivo, un aldeano astuto y violento, controla todos los negocios del marqués y tiene atemorizados a los demás empleados e incluso al propio marqués. Su hija Sabela trabaja como cocinera en los Pazos y es la amante de Don Pedro, con quien tiene un hijo ilegítimo de unos cinco años llamado Perucho. Perucho se cría desatendido y casi salvaje en los Pazos. Sabela coquetea abiertamente con Don Julián y recibe a una cohorte de aldeanas y meigas en la cocina de los pazos, aprovisionándolas de la despensa del marqués. En el pueblo cercano, Cebre, los caciques liberal y conservador se disputan el control de la comarca.


Fue considerada en el momento de su aparición como uno de los ejemplos más ortodoxos del naturalismo en España, a pesar de sus diferencias con las prescripciones de Émile Zola.

Es una brillante continuación del libro anterior; Emilia Pardo Bazán usa en esta obra una prosa más poética y descriptiva, y en sus páginas se siente el amor que profesa a su tierra recreando los ambientes campestres. Vemos desarrollados los personajes de Perucho y Manolita, y conocemos a otro no menos interesante: Gabriel. La tesis de esta novela es una invocación a la cultura, concretamente a la religión, al naturalismo cristiano, frente al imperio de la naturaleza desordenada y sin control. Es el relato de una atracción incestuosa, un proceso natural condenado por la sociedad: el enfrentamiento entre naturaleza y cultura, expresado como la fuerza irresistible del amor que sienten dos seres (Perucho y Manuela, su hermana por parte de padre) que acaban sucumbiendo a los impulsos naturales.

«Un homenaje a todas las autoras hispanohablantes que fueron ninguneadas, maltratadas u olvidadas por el hecho de ser mujeres»

«El boom latinoamericano fue totalmente machista», aseguró la escritora chilena Alejandra Costamagna en una entrevista. No nos costará darle la razón si nos paramos a pensar en el desconocimiento profundo que tenemos de la literatura latinoamericana escrita por mujeres y producida durante todo el siglo XX. Tampoco sería descabellado decir que ese machismo es el que ha impregnado al mundo editorial español durante décadas, y que es solo ahora cuando por fin empezamos a leer, desprendiéndonos de prejuicios, a las autoras olvidadas de la Generación del 27 y precedentes.


Recuperando el título de un pequeño cuento con el que la puertorriqueña Rosario Ferré analizó la misoginia literaria en los años noventa, El coloquio de las perras pretende ser un homenaje a las escritoras hispanohablantes que sortearon todo tipo de obstáculos para hacer su literatura. Desde populares figuras como Elena Garro, Gabriela Mistral o Alejandra Pizarnik hasta otras más desconocidas como Alcira Soust Scaffo, Agustina González López o María Emilia Cornejo, la periodista y poeta Luna Miguel entabla una conversación llena de ladridos con una docena de mujeres, con la voluntad de que sus obras sean leídas y reivindicadas, y tal vez con la esperanza de que la egoísta y peligrosa raza del «escritor macho» quede de una vez por todas extinguida.

Reseña en el blog El Asombrario: Luna Miguel homenajea a 12 escritoras

 

 

“He escrito este libro en memoria de todas esas mujeres que no pudieron atreverse a tomar sus propias decisiones sin que las llamaran putas, que pasaron directamente de la tutela de sus padres a la de sus maridos, que perdieron la libertad en la que habían vivido sus madres para llegar tarde a la libertad en la que hemos vivido sus hijas”

Almudena Grandes

 

En 1954, el joven psiquiatra Germán Velázquez vuelve a España para trabajar en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, al sur de Madrid. Tras salir al exilio en 1939, ha vivido quince años en Suiza, acogido por la familia del doctor Goldstein. En Ciempozuelos, Germán se reencuentra con Aurora Rodríguez Carballeira, una parricida paranoica, inteligentísima, que le fascinó a los trece años, y conoce a una auxiliar de enfermería, María Castejón, a la que doña Aurora enseñó a leer y a escribir cuando era una niña. Germán, atraído por María, no entiende el rechazo de ésta, y sospecha que su vida esconde muchos secretos. El lector descubrirá su origen modesto como nieta del jardinero del manicomio, sus años de criada en Madrid, su desdichada historia de amor, a la par que los motivos por los que Germán ha regresado a España. Almas gemelas que quieren huir de sus respectivos pasados, Germán y María quieren darse una oportunidad, pero viven en un país humillado, donde los pecados se convierten en delitos, y el puritanismo, la moral oficial, encubre todo tipo de abusos y atropellos.

«Solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar, las demás las hacemos todos en común»

Clara Campoamor nació en Madrid el 12 de febrero de 1888, su madre, Pilar Rodriguez, era costurera y su padre, Manuel Campoamor, nació en Santoña en 1855 y era contable en un periódico. Su abuela paterna, Nicolasa Martínez, era natural de Argoños.

Abogada, escritora y política fue una de las principales impulsoras del sufragio femenino en España, que se logró en 1931,  y por primera vez fue ejercido por las mujeres en las elecciones de 1933. Murió exiliada en Suiza el 30 de abril de 1972 tras haberse visto obligada a huir de España a causa de la Guerra.

Con 32 años se matricula en la Facultad de Derecho, en un tiempo en que la presencia de la mujer en la Universidad era mirada con recelo. Finaliza la carrera en dos años, convirtiéndose a partir de 1925 en una de las primeras mujeres abogadas ejercientes en España.

Electa para Cortes Constituyentes en junio de 1931 por la Coalición Republicano-Socialista es una de las tres mujeres que ocupan escaño  en este periodo legislativo.

Defiende en Cortes el sufragio femenino compartiendo protagonismo con Victoria Kent (Izquierda Republicana). Ambas apoyaron posturas opuestas en el debate, que el 1 de octubre de 1931 acabó con la aprobación del sufragio femenino por 161 votos a favor y 121 en contra. Lo apoyaron el Partido Socialista, con señaladas excepciones, como la de Indalecio Prieto; la derecha y pequeños núcleos republicanos. Votaron en contra el propio grupo de Campoamor, los radicales socialistas y Acción Republicana.

Tras la votación el artículo 36 de la Constitución de 1931 establecía que «los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes» haciendo de España una nación pionera en la consagración de este derecho.

La ley de reconocimiento de la paternidad ilegítima también es otra de sus obras y defiende el derecho al divorcio tramitando algunos  de los primeros que se conceden en el país algunos de ellos muy sonados como el de la escritora cántabra Concha Espina, católica que llevaba más de veinte años separada de su marido, y el de Josefina Blanco, casada con Valle-Inclán

«No podéis venir aquí vosotros a legislar ,a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras»




La apasionada y brillante campaña de Clara Campoamor  a favor del derecho de la mujer al voto,  logró que el sufragio universal se implantara en España a partir de 1931. Pero esa victoria tuvo como precio el progresivo aislamiento de Clara Campoamor en la escena política española de la Segunda República. A partir de 1934, año el que abandona el partido Radical y le deniegan la entrada en Izquierda Republicana, Campoamor se convierte en una republicana sin partido. El voto femenino y yo: mi pecado mortal (1935) es un ajustado relato de defensa de su actuación y de su lucha a favor de los derechos de la mujer, pero también de su soledad política; soledad que no la abandonaría ya nunca y que habría de continuar durante la guerra civil y su posterior exilio en Argentina y Suiza.

La primavera de 1936 sorprendió a Clara en Madrid, donde asistió a los prolegómenos de la Revolución y, ya en verano, al estallido de la guerra civil. Campoamor, temiendo por su vida, tuvo que huir de la zona republicana en el otoño de 1936, y se instaló en Suiza. A finales de aquel año había redactado el cuerpo principal de su más conocido libro La revolución española vista por una republicana, que se publicó en francés, en 1937, y que puede encontrarse también en el catálogo de Espuela de Plata, donde se ha reeditado varias veces. Esta obra, originalísima, no se limita a reflejar el terror vivido en Madrid durante los primeros meses de la guerra, sino que constituye un clarividente análisis de los orígenes de la guerra, así como de las previsibles dificultades que nacerían de la victoria de cualquiera de los contendientes.


«¿Y yo qué soy? Soy demócrata, feminista y pacifista»


Política republicana y abogada, fue la primera mujer en España en defender casos ante los tribunales y en acceder al Congreso de los Diputados. A ella le debemos la ley del divorcio y el verdadero sufragio universal. Mujer hecha a sí misma se elevó desde las capas más humildes de la sociedad. Su tenacidad, inteligencia e historia personal, la convierten en un ejemplo de superación.

Recientemente pudimos disfrutar de un fantástico Coloquio/Taller en Tres Movimientos en el que Joaquín Marta nos regaló una magistral introducción al análisis literario comparado, en el que diseccionó (destapó el tarro de las esencias y nos ayudó a mirar dentro), Tiempos Recios, Lluvia Fina y Tres Movimientos.
 
Dentro de unas semanas, con la ayuda de Joaquín y a sugerencia suya echaremos una mirada dentro de Ordesa, de Manuel Vilas y de La casa holandesa siguiendo la línea temática de los conflictos intrafamiliares que plantea Lluvia Fina de Landero.
 
Para que no sean dos sin tres, desde Anaïs Libros sugerimos El verano que mi madre tuvo los ojos verdes,  de Tatiana Ţîbulea. Reconocida con el premio Literatura de la UE 2019y  finalista al Premio Librerías de Madrid.
 
 
 
«Me adentraba en los bosques. Volví a tocar la vida. Viajé hasta Ordesa, y me quedé contemplando las montañas. Vi con claridad los errores de mi vida y me perdoné a mí mismo todo cuanto pude, pero no todo. Aún necesitaba tiempo.»
 
El desencadenante de la historia narrada es la muerte de la madre, a comienzos de 2014, casi una década después de que lo dejara también su padre a causa de un cáncer de colon. Un segundo luto que viene agravado por el casi simultáneo di­vorcio del narrador. Un narrador sin nombre de cincuenta y dos años —aunque un tío paterno afincado en Galicia al que no ha visto en los últimos treinta años lo iden­tifique al teléfono en algún pasaje como Manoli­to—, un escritor, nacido en un pequeño pueblo del norte de España llamado Barbastro, que se pare­ce mucho al autor de carne y hueso.
 
 
 
Ordesa es una crónica íntima de la España de las últimas décadas, pero también un relato sobre todo aquello que nos recuerda que somos seres vulnerables, sobre la necesidad de levantarnos y seguir adelante cuando nada parece hacerlo posible, cuando casi todos los lazos que nos unían a los demás han desaparecidos roto. 
 
 

 
 
 
 
 


A finales de la Segunda Guerra Mundial, a Cyril Conroy lo visita la suerte: hace una única pero muy inteligente inversión que le permite poner en marcha lo que se convertirá en un gigantesco imperio inmobiliario. El negocio catapulta a su familia desde la pobreza a una ingente riqueza, y su primera decisión es comprar la Casa Holandesa, una rica mansión a las afueras de Filadelfia. La casa, que pretende ser un regalo para su esposa Elna, terminará marcando los designios de toda la familia. Elna, incapaz de soportar la vida en una mansión como aquella, abandona a su familia para entregarse a los más necesitados. Maeve, la hermana mayor, se verá obligada a ejercer de madre para Danny, el pequeño. Circunstancias imprevisibles golpean a los hermanos, que se ven obligados a abandonar su casa de ensueño y rayan de nuevo la pobreza de la que habían escapado sus padres. La adversidad y una profunda nostalgia hacia el hogar que les ha sido arrebatado forjarán un vínculo indestructible entre ellos.
 
 
“La Casa Holandesa” es un cuento de hadas sembrado de claroscuros, un relato sobre un paraíso perdido que ahonda en cuestiones como la memoria, el amor y el perdón.
 
 
 
 


Aleksy aún recuerda el último verano que pasó con su madre. Han transcurrido muchos años desde entonces, pero, cuando su psiquiatra le recomienda revivir esa época como posible remedio al bloqueo artístico que está sufriendo como pintor, Aleksy no tarda en sumergirse en su memoria y vuelve a verse sacudido por las emociones que lo asediaron cuando llegaron a aquel pueblecito vacacional francés: el rencor, la tristeza, la rabia. ¿Cómo superar la desaparición de su hermana? ¿Cómo perdonar a la madre que lo rechazó? ¿Cómo enfrentarse a la enfermedad que la está consumiendo? Este es el relato de un verano de reconciliación, de tres meses en los que madre e hijo por fin bajan las armas, espoleados por la llegada de lo inevitable y por la necesidad de hacer las paces entre sí y consigo mismos.
 
 
Plena de emoción y crudeza, Tatiana Ţîbuleac muestra una intensísima fuerza narrativa en este brutal testimonio que conjuga el resentimiento, la impotencia y la fragilidad de las relaciones maternofiliales. Una poderosa novela que entrelaza la vida y la muerte en una apelación al amor y al perdón. Uno de los grandes descubrimientos de la literatura europea actual.


“En una época en la que lo tenemos todo, en la que nuestras condiciones de vida son mejores, en la que nuestra salud general y educación deberían ser universalmente superiores, estamos sufriendo más que nunca. “



El conmovedor relato de una enfermera y las vidas que ha tocado a lo largo de veinte años de experiencia.

Elegido uno de los mejores libros de 2018 por The Daily Telegraph, The Sunday Times, The Guardian, The Times, New Statesman, NetGalley y The Reading Agency.

Reseña del blog Revelando secretos literarios



Esta colección de relatos y una novela corta tienen el surf como telón de fondo, pero al final se reflexiona en ellos sobre cuestiones mucho más profundas.



El surf como telón de fondo o de manera directa está presente en cada página, pero al final el escritor reflexiona sobre cuestiones mucho más profundas. ¿Cuál es nuestro lugar en el mundo? ¿A qué playa nos lleva la ola de la vida? El amor, la amistad, las fiestas locas de los estudiantes extranjeros, el choque cultural de un estadounidense en la España de los años noventa, la incipiente cultura surf que comenzaba a asentarse en el norte del país… Muchos temas narrados de manera divertida por un autor que tiene la sensibilidad del poeta y la pedagogía del profesor. Nico Moramarco transmite todo aquello que el surf le enseñó sobre la vida o todo aquello que la vida le mostró sobre el surf… Amigos, tablas y rompientes de olas maravillosas. ¡Remen y lean!

Reseña en Revista DxT





«En este relato gótico unos ven reflejos de Tim Burton y otros de Lewis Carroll.»
El País

«La mecánica del corazón es una joya. Con este libro se siente el impulso de comprarlo de diez en diez ejemplares para poder regalarlo a nuestros seres queridos.»
Philippe Manche, SOIR

«Mathias Malzieu confirma su talento de narrador con este cuento de acento gótico y clásico.»
Olivier Nuc, Le Figaro Magazine

 

En la noche más fría del siglo XIX, nace en Edimburgo, Jack, el frágil hijo de una prostituta. El bebé nace con un corazón débil y para salvarlo le colocan un reloj de madera al que habrá de dar cuerda toda su vida. La prótesis funciona y Jack sobrevive, pero debe respetar una regla: evitar todo tipo de emoción que pueda alterar su corazón. Nada de enfados, y sobre todo, nada de enamorarse. Pero Jack conoce a una pequeña cantante de ojos grandes, Miss Acacia, una joven andaluza que pondrá a prueba el corazón de nuestro tierno héroe. Por el amor que siente hacia la joven, Jack se lanzará a una aventura quijotesca que le llevará desde Edimburgo a París, a las calles de Granada, haciéndole conocer las dulzuras y durezas del amor.

“La Mecánica del Corazón” es también el sexto álbum de la banda francesa Dionysos, uno de los grupos de pop más importantes de Francia, liderado por Mathias Malzieu. El disco ha vendido más de 75.000 copias y ha sido Disco de Oro. Para este disco, Dionysos ha contado con la colaboración de artistas como Olivia Ruiz, Jean Rochefort, Rossy de Palma o Eric Cantona.

“La Mecánica del Corazón” ha sido producida por EuropaCorp y France 3 Cinéma, dirigida por Mathias Malzieu y Stéphane Berla, quién también realizó varios vídeos musicales de Dionysos. Para dar vida a los personajes han contado con la ilustradora italiana Nicoletta Ceccoli.

“El oído está atento como si quisiera escuchar el silencio. De pronto una música divina resuena en derredor: una ráfaga de viento ha pasado sobre las flores conmoviéndolas suavemente. Diríase que los dedos invisibles de un hada han rozado las cuerdas de un laúd; cada hoja lanza un suspiro, y multitud de notas se reúnen estremecidas y tímidas para proferir una queja tan apagada y tenue, que parece lamentarse de resonar…”

Benito Pérez Galdós

Es este un libro sobre la dimensión musical de Benito Pérez Galdós y de su obra. Un libro que ha sido posible gracias al riguroso y minucioso trabajo de investigación de Pedro Schlueter, que durante años ha recopilado correspondencia que el gran escritor mantuvo con músicos, libretistas y literatos, documentos que en su gran mayoría se encuentran custodiados hoy en la Casa-Museo Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria.

Galdós, que tocaba el piano y el armonio, sentía una especial predilección por Beethoven, debutó en Madrid como crítico musical, a los dos años de llegar a la ciudad y cinco antes de publicar su primera novela.

El reconocido estudioso de Galdós, Vernon A. Chamberlin, publicó un controvertido ensayo Fortunata y Jacinta: A Symphonic Novel”, que no ha sido traducido al castellano, en el que afirma que la estructura de la novela es una imitación de los cuatro movimientos de la Heróica de Beethoven. Al parecer sus argumentos no han sido suficientemente convincentes.

Jazzuela es un viaje musical a lo largo de la novela Rayuela de Julio Cortázar. Jazzuela es la fusión de jazz y Rayuela, la obra cumbre del escritor argentino Julio Cortázar, señalando la importancia que el jazz tiene en su novela. Para Cortázar el jazz simboliza la libertad, la espontaneidad, la negación de cualquier estructura y Rayuela sigue este esquema, ya que el autor nos sugiere varias propuestas de lectura para que podamos escoger libremente.
Este libro disco recoge las grabaciones de jazz y blues que están mencionadas en la obra: los capítulos del 10 al 18 concentrados en las actividades del Club de la Serpiente.

En Carpentier la música no es mera afición, entretenimiento placentero o erudición, sino que le vale como elemento estructurador de sus narraciones. Su prosa se produce, a menudo, con cadencias y ritmos de raigambre musical, y la incitación musical es explícita en algunos títulos de sus libros: Concierto barroco, La aprendiza de bruja, Oficio de tinieblas, La consagración de la primavera, El arpa y la sombra. No faltan los personajes que son músicos, como el protagonista de Los pasos perdidos.

En el mundo carpenteriano el arte sonoro aparece en calidad de tema o personificado; o está sin dejarse ver ni oír, como un modelo constructivo; o va punteando los momentos relevantes de las distintas historias.

Carpentier vivió la historia de la música en el siglo XX con atención punzante, y en algunos de sus episodios, como la vanguardia francesa y la polémica musical cubana, tuvo cierta participación. Trascendiéndose a sí misma, la música carpenteriana es el signo de lo inefable, una escuchable utopía poética vinculada con experiencias de lo sagrado.

Galdós a los 51 años de edad, retratado por Joaquín Sorolla.

Benito Pérez Galdós, nacido en Las Palmas de Gran Canaria  el 10 de mayo de 1843 está reconocido como uno de los grandes novelistas en lengua castellana al lado de Cervantes.
Décimo hijo de Sebastián Pérez, coronel del ejército, y de Dolores Galdós, se aficionó en su infancia por los relatos históricos que le narraba su padre.
Colabora en prensa local con cuentos y poemas mientras saca el título de Bachiller en el Instituto de La Laguna. El “trastorno emocional” que le produce la llegada de una prima suya al entorno familiar hace que su madre decida enviarle a Madrid a estudiar derecho.
En la universidad conoce a Giner de los Ríos que le introduce en el krausismo, frecuenta teatros y tertulias y acude al ateneo a leer a los principales narradores europeos en francés e inglés, allí conoce a Clarín.
En 1865 comienza a escribir en los periódicos La Nación y El Debate, así como en la Revista del Movimiento Intelectual de Europa. En 1867 viaja a París a cubrir la Exposición Universal y vuelve con las obras de Balzac y Dickens, del que traduce, del francés, Los papeles póstumos del club Pickwick publicándolo por entregas en La Nación.
En 1868 es expulsado de Dechecho por su inasistencia a clases.
En 1870 publica su primera novela , La Fontana de Oro.
A partir de 1871, Galdós se aficionó a pasar los tórridos veranos madrileños en Santander, entorno con el que llegaría a identificarse hasta el punto de comprar una casa en El Sardinero, allí conoce al novelista José María de Pereda.
En 1873 comienza a publicar los Episodios nacionales, una crónica del siglo XIX que recoge la memoria histórica de los españoles a través de su vida íntima y cotidiana, y de su contacto con los hechos de la historia nacional que marcaron el destino colectivo del país.
La obra está compuesta por 46 episodios, en cinco series de diez novelas cada una (salvo la última serie, que quedó inconclusa), que arranca con la batalla de Trafalgar y llega hasta la Restauración borbónica en España.
Llevaba un vida acomodada en Madrid, viviendo primero con sus dos hermanas y después en casa de un sobrino, se levantaba al amanecer y escribía hasta media mañana, después paseaba por Madrid y se empapaba de las conversaciones y el sentir popular. Por la tarde leía clásicos ingleses, franceses y griegos, preferentemente Cervantes, Lope de Vega, Balzac, Shakespeare, Dickens y Eurípides.
En 1886 su amistad con Sagasta le lleva a entrar en el congreso como diputado por Guayama (Puerto Rico).
En 1887 se publica Fortunata y Jacinta, considerada una de las obras cumbres de la literatura española junto con El Quijote.
De 1891 a 1897, tras leer a Tolstoi deja de lado el naturalismo para escribir novelas más inclinadas hacia el espiritualismo (Torquemada en la cruz, Misericordia, El Abuelo)
Aunque escribió teatro desde joven (Quién mal hace, bien no espere (1861)), es en 1892 cuando se estrena en el Teatro de la Comedia de Madrid la primera obra madura de su producción teatral: Realidad, el éxito del estreno se sigue con otros más aunque su estreno más sonado es el de Electra en 1901, escándalo anticlerical por constituir un alegato contra los poderes de la iglesia y sus órdenes religiosas. En 1910 otro escándalo, esta vez político, con Casandra.
En 1897, a pesar de la oposición de los sectores más conservadores, es elegido académico de la Real Academia Española.
Representante en Cortes por las fuerzas republicanas de Madrid en 1907 presidió junto a Pablo Iglesias la coalición republicano-socialista en 1909.
Soltero empedernido, con fama de mujeriego pero celoso guardián de su vida amorosa, se le conoce una hija con Lorenza Cobián, y relaciones con la actriz Concha Morell y con la novelista Emilia Pardo Bazán.
En los últimos años de su vida reparte su tiempo entre el compromiso político y su actividad como dramaturgo marcado por la pérdida de la visión y las deudas.
En 1912 es propuesto al Premio Nobel de Literatura que no le es concedido, al parecer, por presiones desde la iglesia que no le perdona su ataque desde el texto de Electra.
El 20 de enero de 1919 se descubre en el parque del Retiro de Madrid una escultura erigida por suscripción pública. Por razón de su ceguera, Galdós pide ser alzado para palpar la obra y llora emocionado al comprobar la fidelidad de la obra que un joven y casi novel Victorio Macho había esculpido.
La madrugada del 4 de enero de 1920, Benito Pérez Galdós, cronista de España por designación del pueblo soberano, fallece en su casa de la calle Hilarión Eslava de Madrid. El día de su entierro, unos 30.000 ciudadanos acompañaron su ataúd hasta el cementerio de la Almudena.
 «La España oficial, fría, seca y protocolaria, ha estado ausente en la unánime demostración de pena provocada por la muerte de Galdós.
La visita del ministro de Instrucción Pública no basta… Son otros los que han faltado…El pueblo, con su fina y certera perspicacia, ha advertido esa ausencia… Sabe que se le ha muerto el más alto y peregrino de sus príncipes»
José Ortega y Gasset

Cancion de navidad
A Christmas Carol está ambientado en la City de Londres durante un día «frío, desapacible, cortante y con niebla» de Nochebuena. Está estructurado en cinco capítulos denominados «estrofas», de los cuales tres hacen referencia a los encuentros de los «fantasmas de la Navidad» —pasado, presente y futuro— con Ebenezer Scrooge, un anciano avaro y egoísta que desprecia todo lo relacionado con la Navidad.

Las campanas
Una Nochevieja, Trotty, un pobre y anciano recadero, queda horrorizado por las informaciones sobre crímenes e inmoralidades que lee en los periódicos y se pregunta si las clases trabajadoras son sencillamente malvadas por naturaleza. Su hija Meg y el prometido de esta, Richard, le anuncian su intención de casarse al día siguiente tras un largo noviazgo. Trotty oculta sus recelos, pero la felicidad de la pareja se ve empañada por un encuentro con el pretencioso concejal Cute, juez de paz, con un economista político y con un joven caballero nostálgico, y entre todos convencen a Trotty, Meg y Richard de que prácticamente no tienen derecho a existir, por no hablar de casarse.

El grillo del hogar
John Peerybingle, un carretero, vive con su joven esposa Dot, su hijo y la niñera, Tilly Slowboy. Un grillo canta en el hogar y actúa como ángel guardián de la familia. Un día, un anciano misterioso les visita y se queda a vivir con los Peerybingle durante unos días.

La batalla de la vida
Dos hermanas, Grace y Marion, viven felices en un pueblecito inglés con sus dos sirvientes, Clemency Newcome y Ben Britain, y su padre viudo, el bonachón Dr. Jeddler, cuya filosofía consiste en enfrentarse a la vida como si fuera una farsa. Marion, la hermana menor, está comprometida con Alfred Hearthfield, asistente de Jeddler, que está a punto de abandonar el pueblo para completar sus estudios. Alfred confía a Marion a los cuidados de Grace, y promete volver por ella.

El hechizado y el trato con el fantasma
El Sr. Redlaw es un profesor de Química solitario, taciturno y pesimista que gusta de rumiar el daño que le hacen y las tribulaciones que ha sufrido. Una noche se aparece a Redlaw un espíritu que en realidad no es sino su propio gemelo fantasmal, de «un espantoso parecido consigo mismo (…)
con sus características, y sus brillantes ojos, y su pelo canoso, vestido con la plomiza sombra de su ropa…». Este espectro hace a Redlaw una propuesta: puede permitirle «olvidar el dolor, el daño y los problemas que ha conocido (…) cancelar su recuerdo». El profesor duda al principio, pero después accede.

Primera parte

La historia de los duendes que robaron un sacristán

El señor Grub es un hombre como el Grinch odia la Navidad y no tiene problema en demostrarlo, gruñe a los niños -y a todo que se cruce con él-.
El día de Nochebuena decide ir al cementerio a cavar una tumba -es el sacristán y sepulturero del pueblo-, lo que no se imaginaba era conocer a unos pequeños y molestos duendecillos.

La historia del pariente pobre
Como costumbre navideña, al reunirse la familia, cada uno de los presentes cuenta una pequeña historia. En esta ocasión le toca en primer lugar a Michael, conocido por todos como el pariente pobre. Cuenta su propia historia, la historia de su vida. Las cosas no son como parecen. Todo depende de los ojos con que se miren.

La historia  del estudiante
Siendo un poco joven en este momento, estoy progresando durante años, pero todavía soy un poco joven, no tengo mis propias aventuras particulares. Supongo que no sería muy interesante saber aquí qué idiota es el reverendo, o qué tan inexperta ella es, o cómo extorsionan a los padres, especialmente en cortes de cabello y atención médica. ‘

Los siete viajeros pobres

Un hombre visita el asilo «Richard Watts» y decide quedarse a pasar la Navidad con la gente pobre que cena ahí. Para aligerar la velada decide contarles la historia de Richard Dobubledick: una historia agridulce con tintes paranormales.

La historia contada dentro de una historia, de un hombre (Richard Doubledick) que por su conducta perdió a su amada, y avergonzado por ello buscaba la muerte… la historia de cómo su espíritu fue salvado por un hombre que creyó en él (general Taunton), y ambos se volvieron testigos y compañeros en la grandeza, mientras que Doubledick fue testigo de la muerte de su gran amigo.

El naufragio de la Golden Mary

La novela narra la historia de la tripulación y los pasajeros a bordo del barco Golden Mary que navega en dirección a las costas de California.
Un diverso grupo de pasajeros – un hombre que parece haber hecho fortuna con la fiebre del oro, un novio despechado, una madre y su hija al encuentro con el padre.

El buque se ve golpeado por un iceberg y se hunde. Afortunadamente toda la tripulación y pasaje son evacuados a dos botes salvavidas. La gente, aunque viva, está lejos de encontrarse a salvo flotando a la deriva en mar abierto con muy pocos víveres y agua. Aparte del capitán y el primer oficial, a través de cuyos ojos se narra la historia, un personaje extremadamente importante es Golden Lucy. Ella es la única niña a bordo y la favorita de todos. Representa la pureza y la felicidad cuendo el barco está a flote y la esperanza y el ánimo cuando los supervivientes se debaten entre la vida y la muerte en los botes salvavidas.

Los peligros de ciertos prisioneros ingleses

Perils of Certain English Prisoners es una novela publicada por el novelista victoriano Charles Dickens en 1857 en colaboración con su amigo el novelista Wilkie Collins. De los tres capítulos de la novela Collins escribió el segundo “La prisión del bosque” La historia se sitúa en Asia y América central y trata del imperialismo británico. La crítica se muestra de acuerdo en que Dickens se inspiró en las revueltas Indias contra los colonos británicos que tuvieron lugar el mismo año en que se publicó el libro.

A diferencia de otras figuras literarias británicas y el político Benjamin Disraeli, Dickens no se alineó con los rebeldes y consideró sus acciones como ilícitas. En la ficción, Dickens narra como una isla con una mina de plata situada en una lejana colonia británica llamada Belize ha sido tomada por una banda de piratas. Aterrorizan a los británicos, los encarcelan e incluso asesinan a algunos de ellos. Sin embargo, gracias a la considerable
bravura de las mujeres británicas, los cautivos consiguen escapar. Al final, los piratas son vencidos por los británicos en lo que parece ser una moraleja sobre las consecuencias de cualquier acto de rebelión contra la Corona.

Segunda parte

Un árbol de navidad

“Probablemente huele todo el tiempo a castañas asadas y otras cosas buenas y reconfortantes, pues estamos contando historias de Navidad, historias de fantasmas, o más vergonzosas para nosotros, alrededor del fuego de Navidad, y no nos hemos movido salvo para acercarnos un poco más a él.”

Publicado por Dickens en su revista literaria semanal Household Words en 1850,  es un relato inspirado por los niños congregados en torno a una nueva tradición llegada a Inglaterra de origen  alemán, el árbol de Navidad.
El árbol de navidad probablemente lo trajo a Inglaterra el príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria, con quien se casó en 1840.

La historia del niño

Hubo hace muchísimos años un viajero que salió de viaje. Era el suyo un viaje mágico; cuando lo empezó parecía que había de durar muchísimo tiempo, pero resultó cortísimo cuando llevaba hecho la mitad.

Viajó un ratito por un sendero bastante oscuro, sin encontrarse con nadie, hasta que, por último, tropezó con un hermoso niño. Y le preguntó:

-¿Qué haces aquí?

Y el niño le dijo:

-Estoy siempre jugando. Ven y juega conmigo.

La historia de nadie

Un hombre que trabaja en el campo entrega dinero a una familia vecina los Bigwin para que controle sus asuntos. Los Bigwin están encantados y se aprovechan de la situación. Así va pasando el tiempo hasta que una epidemia de peste provoca muchas muertes entre los vecinos.
Todos intentan cambiar su forma de vida para que no vuelva a suceder lo mismo otra vez pero es inútil: “se sigue viviendo y muriendo de igual forma.”

La historia de nadie, es la historia de todos, una crítica social a la pasividad humana al dejarse gobernar, de aquel que vive como si nada le concerniera, pero todo le afectara: “Señor, no soy nadie y tengo escasas posibilidades de ser escuchado, o tal vez no desee ser oído, excepto cuando existe alguna queja. Pero ella nunca tiene origen en mí, y nunca puede terminar conmigo.”

El significado de la navidad cuando envejecemos

Reflexión sobre el peso de los recuerdos que tantas veces van entristeciendo la Navidad conforme pasan los años. Dickens pide que no se cierren las puertas a los muertos que en la Nochebuena llaman tiernamente a ellas, pidiendo que se les haga sitio en la mesa, entre los vivos, para ser recordados con esas lágrimas buenas que son la forma de decirles que siguen viviendo y siendo queridos; y con ese íntimo consuelo que da saber que viven junto a Aquel cuyo nacimiento se celebra esa noche.

Ngũgĩ wa Thiong’o nació en Kenya el 1938, en el seno de una familia rural. Durante su infancia y adolescencia vivió bajo el dominio colonial británico hasta la revuelta de la guerrilla Mau Mau (1952-1962), que llevó a la independencia del país.

A partir de su ingreso en la comunidad universitaria, Wa Thiong’o inicia una serie de reflexiones acerca de la concepción académica de las culturas y literaturas africanas; estas ideas cimentaron muchas teorías pos-coloniales, que con el tiempo contribuyeron a realzar la personalidad cultural propia de los territorios africanos después del colonialismo europeo.

Por otro lado, desde 1962 Wa Thiong’o se dio a conocer como escritor polifacético y activista social; sus obras fueron centrando cada vez más la atención en los problemas políticos, culturales y sociales de Kenya, razón por la que sufrió persecución política dentro y fuera del país (estuvo exiliado desde 1982 hasta 2002). Además, a partir de 1981 prioriza el kikuyu, su lengua materna, frente al inglés como lengua de creación literaria.

Actualmente Wa Thiong’o es profesor de Inglés y de Literatura Comparada en la Universidad de California en Irvine. Tiene diez títulos de doctorado (uno de los cuales honoris causa) otorgados por universidades de todo el mundo, además de otros méritos académicos y honoríficos. Continúa escribiendo y participando activamente en las esferas culturales y académicas del mundo como reconocido conferenciante; toda su obra sigue generando debate y actividad intelectual, y ha sido traducida a más de treinta lenguas.

Por escribir una obra de teatro en kikuyu (o gikuyu) crítica con el gobierno y por ponerla en escena con campesinos y trabajadores, se ordenó su ingreso en prisión. Y fue en la cárcel de máxima seguridad de Kamiti donde escribió, usando para ello el papel higiénico de su celda, la primera novela moderna escrita en lengua kikuyu, Caitaani mũtharaba-Inĩ (“El diablo en la cruz”, editada por Txalaparta en 1994)
Escrita desde una celda con papel higiénico como único soporte, El diablo en la cruz se concibe como una declaración de intenciones en defensa de la lengua y la literatura africana, al mismo tiempo que se manifiesta como una feroz crítica a una sociedad víctima del neocolonialismo donde la explotación, el acoso sexual y la hipocresía están a la orden del día.

El resultado es un retrato irónico y desnudo del sufrimiento de un pueblo que nunca ha renunciado a soñar con la libertad y que se atrevió a convertir este libro en un símbolo de esperanza.
El diablo en la cruz, es una novela plagada de simbolismos, en la que se mezclan canciones, cuentos y la voz del Tañedor de Gicaandi, que en la mejor tradición africana nos cuenta la extraordinaria historia de cinco personas que se suben a un matatu para ir desde Nairobi hasta Illmorog, invitados, sin conocer la razón, a una extraña celebración: una fiesta del diablo, una competición para escoger siete expertos en robos y hurtos. Durante el viaje estas personas irán contando sus vidas y repasando el antes y después de la independencia de Kenia.

    Calificada de “crítica demoledora de la Kenia moderna, donde el autor refleja las huellas dejadas por el imperialismo británico” (Txalaparta), “es un inmisericorde ajuste de cuentas al periodo neocolonial y, en consecuencia, al estado paupérrimo en que ha quedado sumido el país, representado fielmente por su capital: guarida impune de bandas mafiosas, urbe corrupta, militarizada, suspicaz y particularmente cruel con sus mujeres, a las que obliga a vender su cuerpo a cambio de empleo, por no hablar de la mermada libertad de expresión que amordaza y sume en la paranoia a sus ciudadanos” (Africaneando).

https://literafrica.wordpress.com/2014/09/24/el-diablo-en-la-cruz-ngugi-wa-thiongo/
https://africaneando.wordpress.com/2011/05/02/resena-el-diablo-en-la-cruz-ngugi-wa-thiong%E2%80%99o/

Desde su brillante comienzo, El brujo del cuervo te hace subir a una atracción de la que no querrás bajarte con facilidad. Ngũgĩ wa Thiong’o condensa en más de setecientas páginas, cientos de historias y personajes llenos de originalidad, imaginación y magia. Se habla de “realismo mágico” y es que la narración no cesa de sorprendernos, entre la risa y la congoja.

“El brujo del cuervo” de Ngugi wa Thiong´o
“Cuando el nigeriano Wole Soyinka escribe en inglés, Europa le da el Nobel de Literatura, pero si el keniata Ngugi Wa Thiong’o lo hace en kikuyu o en kiswahili, entonces no existe para la intelectualidad occidental. En realidad, hay que tener sentido de la hospitalidad con políticos y literatos africanos del pasado siglo XX, porque aunque han aprendido muy pocos de sus gentes han hecho un honesto esfuerzo de aculturación para blanquear sus mentes, sus políticas y su arte.” Ferrán Iniesta (Imaginar África, Editorial Catarata, 2009)
https://www.popularlibros.com/libro/el-brujo-del-cuervo_2070

Reforzar los cimientos
Durante más de sesenta años, Ngugi wa Thiong’o ha alzado la voz para denunciar la situación del continente africano, para dar a conocer al mundo sus principales retos y reclamar una alternativa a un neocolonialismo injusto, violento y sobrecogedor. Su sueño es alcanzar la completa libertad, así como disfrutar de una igualdad real entre países.

A lo largo de estas páginas, sobrevuelan cuestiones de gran trascendencia, como el papel de los intelectuales africanos, el lugar de Asia en África, las dificultades políticas del continente ante la virulencia del capitalismo, el legado de la esclavitud o las expectativas para alcanzar la paz.
https://juanherranz.com/libro-reforzar-los-cimientos/

La tarea del poeta, igual que la de arquitecto, consiste en construir una estructura sólida. Un poema tiene que conseguir la solidez con el menor número de palabras y de esta exactitud viene su poder de consolación.

 

“Me interesa la cultura; lo demás no tiene solución”

 

Natural de Lérida, Joan Margarit es un poeta bilingüe en castellano y catalán , arquitecto de profesión y catedrático de Cálculo de Estructuras acumula premio tras premio por su obra poética desde 1982 hasta ser reconocida su obra con el premio Cervantes 2019 fallado en el día de ayer.

Sus primeros poemas en castellano publicados datan de 1963, desde Cantos para la coral de un hombre solo,  y en 1980 publica en catalán, L’ombra de l’altre mar.

Desdeña las corrientes poéticas y considera que, fuera de la poesía, el hombre se encuentra a la intemperie, valorando al poeta como “el ser más realista, el más pragmático, porque bebe de la realidad. Lo que no es pragmático es la economía

En su poesía predomina el verso libre, en el que busca la verdad afrontando con pasión las durezas de la vida: «Todo lo que es sucio, ruidoso, feo, cansado y violento»

 

Es la razón de nuestra vida,

dijimos, estudiantes soñadores.

La razón de los viejos, matizamos ahora,

su única y escéptica esperanza.

La libertad es un extraño viaje.

Son las plazas de toros con las sillas

sobre la arena en las primeras elecciones.

Es el peligro que, de madrugada,

nos acecha en el metro,

son los periódicos al fin de la jornada.

La libertad es hacer el amor en los parques.

Es el alba de un día de huelga general.

Es morir libre. Son las guerras médicas.

Las palabras República y Civil.

Un rey saliendo en tren hacia el exilio.

La libertad es una librería.

Ir indocumentado.

Las canciones prohibidas.

Una forma de amor, la libertad.

Esta librería online utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies