29,95

Hay existencias

Las tres obras imprescindibles de Manuel Chaves Nogales reunidas en un solo volumen. Tres clásicos indiscutibles de la literatura española del siglo xx.

Manuel Chaves Nogales fue uno de los más importantes escritores y periodistas españoles de la primera mitad del siglo xx. Su búsqueda de la verdad por encima de cualquier ideología hizo de él una voz incómoda en una España dividida y en una Europa presa de los totalitarismos.

Este libro reúne por primera vez en un solo volumen sus tres obras fundamentales, clásicos indiscutibles de la literatura en español. A sangre y fuego (1937), los impresionantes relatos sobre la guerra civil en los que su compasión y solidaridad por quienes sufren en carne propia los horrores de la guerra le permiten observar los acontecimientos de la contienda con una lucidez y equidistancia asombrosas. El maestro Juan Martínez que estaba allí (1934), la apasionante crónica sobre el bailarín flamenco Juan Martínez y su compañera, Sole, que fueron sorprendidos en Rusia por los acontecimientos revolucionarios de febrero de 1917. Y Juan Belmonte, matador de toros (1935), el retrato agudo y fiel de una época y una de las mejores biografías escritas en España durante el siglo pasado.

Tres obras inolvidables que dan cuenta de la modernidad y rigor con los que Chaves desempeñó su oficio y que ofrecen un inestimable testimonio de un período crucial de nuestra historia.

«El mejor periodista español junto con Larra.» Andrés Trapiello

«Chaves Nogales es el hombre justo que no se casa con nadie porque su compasión y su solidaridad están del lado de las personas concretas que sufren; es el que ve las cosas con una claridad que lo vuelve extranjero.» Antonio Muñoz Molina

«A sangre y fuego es uno de los mejores libros que he leído. (…) Chaves Nogales era un humanista.» Juan Antonio Bayona

«La figura y la obra del escritor son el mascarón de proa de esa España que hoy vuelve a plantearse como una urgencia.» Rafael Narbona (El Cultural)

«Lo más asombroso es que estas obras, de hace casi un siglo, parecen actuales, son muy modernas, y es esa conexión con una etapa que siempre sentimos como histórica, pasada, lo que más sobrecoge. Y no por los hechos en sí, sino por la forma en la que los cuenta. La lucide­z y la capacidad de observar y trasladar al papel un momento, de contarnos a las personas que lo vivieron, son la ra­zón por la que se ha convertido en un referente.» Mila Méndez (La Voz de Galicia)