Tienda

Los que se echaron al monte

15,00

El día que mataron a Juanín era miércoles, el 24 de abril de 1957. Dos días antes, como todos los lunes del año, había mercado en Potes. Como todos los lunes del año, sólo que éste era el lunes de Pascua. Un mercado muy importante para los lebaniegos, que presentaban corderos de los Picos de Europa, becerros de Peña Sagra, recentales de las estribaciones de Peña Labra. Quitando la feria de los Santos, el 2 de noviembre, y la feria de San Pedro, el 29 de junio, en ninguna otra ocasión la estanza de la Serna se ve más animada. En la plaza de piedra, los tenderetes gallegos, las tresvisanas con su queso picón, renoveras con repollos y patatas de siembra, mujerucas con sayal para escarpines, albarqueros, perníanos, tratantes de Asturias y León, chineros de Valderredible. Camiones de vino y harina de la vecina tierra de Pernía, compradores de Polaciones y Lamasón, curas jugando al mus con los paisanos, en el café de Ciella o en el de Cabo o donde Lombraña, o en el Bodegón. Maestras que acaban de llegar en el coche de Chisco para empezar el último trimestre, pendientes del carácter hosco que presentaba el día.

En Stock

SKU: 9788494910470 Categoría: Etiqueta:
Descripción

“Los que se echaron al monte”, un clásico en la literatura de Cantabria. Del impacto que supuso su aparición en el verano de 1977 da idea el hecho de que en solo doce días se agotó una primera edición de seis mil ejemplares. Aquel boom inicial como best-seller ha tenido una continuidad como long-seller a lo largo de más de cuarenta años y doce ediciones. Sociológicamente, “Los que se echaron al monte” goza además de un extraordinario respeto popular, como se demuestra en el hecho de que muchos hogares conserven ejemplares de las distintas ediciones que aprecian como parte integrante de su propio patrimonio cultural. La clave de esta insólita conexión de un libro con tantas generaciones de lectores quizá hay que buscarla en su lenguaje: una literatura próxima al realismo mágico y al nuevo periodismo, que el autor aplica al cruel periodo entre la guerra civil y la muerte de los últimos “del monte”en 1957. La preceptiva literaria de Cicero en este libro parece ser una primorosa reelaboración de la oralidad .El escritor se empeña en devolver a su cultura lo mismo que ha recibido de ella antes de empezar a escribir, solo que en un lenguaje diferente y personal. Como señala Juan Goytisolo, si un escritor no añade algo de sí mismo, la existencia o no de su libro no tendría la menor importancia. La importancia literaria de Los que se echaron al monte es en este sentido, indiscutible y evidente.

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Los que se echaron al monte”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta librería online utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, entendemos que das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies