Publicado el Deja un comentario

Poesía en Cantabria

Hoy recomendamos tres poemarios que ya tienen algo de rodaje pero que nos encantan, en próximos días tendremos más novedades y más poesía de autores cántabros.

 

Te observo desde la distancia de los imprudentes.

Sin leguas de por medio

y sin lenguas enzarzadas en debates de pasión.

Como una lenta hemorragia lingüística, los versos de La intimidad del armisticio abrigan al lector con el calor de un acto tan íntimo como es la reconstrucción tras el desamor. Un caminar pausado en el que se puede percibir cada paso que dan las diferentes voces que conforman este poemario. En palabras de la mujer que inspiró el poema “Armisticio”, se trata de versos de clama y revolución, luces tenues a la hora de encontrarnos con nosotros mismos y un deseo vehemente por volver a librar la franca batalla del amor.

Entrevista con Silvia Prellezo en El Diario Montañés


Todo debiera ser tan

sencillo

como el aliento de esa tela,

sentir sin doler, sin culpa

por la carne viva

inquieta

sola.


El estudio hipocrático de la biología del ser humano, su equilibrio y observación, es el punto de partida para el desarrollo poético que propone “HUMORES, 6ª acepción”, escrito por Alicia Villares Frías y publicado por Septentrión Ediciones.
Un poemario que indaga en los procesos básicos fisiológicos y sus posibles respuestas psicológicas. Una invitación al lector para recorrer un camino abierto a la exploración y la experimentación.

Reseña en El Faradio

 

QUIERO perdermen en el detalle,

surcarte hasta en el gesto,

refugiarme en tu abrigo.

Antídoto 23.




Montse Barrero en estos magníficos poemas de búsqueda de sí misma, poemas de emociones fuertes tratados como delicadas acuarelas, que luchan, sin embargo, a brazo partido con sus fantasmas, que convierten los momentos de confusión, de rabia o de tristeza en bellas palabras. Antídoto es un libro de laceraciones, pero es también, y fundamentalmente, un libro de afectos que ahora anhelan el reconocimiento del público, de sus amigos, de sus lectores.

Reseña de Carlos Alcorta

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *