Las propiedades de la sed

Wiggins, Marianne
Editor: Libros del Asteroide S.L.U.

29,95

Hay existencias

Una épica historia de amor ambientada en California durante uno de los episodios más oscuros de la segunda guerra mundial. «Una obra maestra.» The New York Times

Rocky Rhodes lleva años protegiendo con uñas y dientes su rancho de California frente al Departamento de Aguas de Los Ángeles que está drenando sus acuíferos. Es en ese rancho del valle de Owens donde su mujer y él criaron a sus hijos gemelos, Sunny y Stryker, y donde Rocky ha llorado a su esposa desde su muerte. Cuando Estados Unidos entra en la segunda guerra mundial, el gobierno decide construir en el valle uno de los campos de internamiento en los que confinará a los más de cien mil ciudadanos de origen japonés que viven en los estados de la costa del Pacífico. El director del campo, un chico judío de Chicago, quedará fascinado por la familia Rhodes, especialmente por la joven Sunny.

Las propiedades de la sed es una inolvidable novela sobre uno de los episodios más oscuros del pasado estadounidense, pero también es una historia de amor: el de una familia por un paisaje amenazado y el de un hombre por una mujer asombrosa. Una historia universal e íntima, cuyos ecos resuenan especialmente hoy en día, sobre la celebración de los vínculos amorosos y familiares que sobreviven a pesar de las dificultades. Sin duda, una de las grandes novelas americanas de los últimos años.

«Esta magnífica novela toca el nervio sensible del lenguaje y produce descargas eléctricas que sacuden al lector. Es una historia de amor, el relato de una familia y un canto a la historia. Habla de la vergüenza, la pérdida, la recuperación y la belleza. Una novela que atesorar, escrita con gran humor y humanidad.» Colum McCann

«Más que contar una historia, Wiggins hace que el lector la viva (…). Reinventa nuestra idea de lo que la ficción es capaz hacer.» The Sunday Times

«Una novela poética y arrolladora que me atrapó desde las primeras páginas.» Nora Krug (The Washington Post)

«Wiggins hace confluir una gran cantidad de temáticas de la historia estadounidense que manan de esta geografía constructora de mitos tantos nacionales como íntimos. (…) Si es sobresaliente esta novela, (…) lo es por cómo la narradora mezcla las historias personales con el paisaje -marca identitaria del país, aquí presente en los rodajes de wésterns- y los torrentes de la Historia, todo ello con otro hilo conductor, el de la comida.» Marta Rebón (El Mundo)

«[Wiggins] ha gestado uno de los frescos más singulares y de arquitectura más ambiciosa de la novela americana actual (…). Wiggins logra introducirnos en su red narrativa, una aventura mayúscula donde el estilo se combina con la trama y el tema hasta dejarnos en los diferentes capítulos con la boca abierta por todas las cumbres que alcanza. (…) Merecería todos los premios posibles porque [su novela] es intensa como las de Francis Scott Fitzgerald o Phillip Roth y a la vez, profunda y condensada como Faulkner.» David Castillo (Cultura/s – La Vanguardia)