Los novelistas y la música
Autores , Música / 14 enero, 2020

“El oído está atento como si quisiera escuchar el silencio. De pronto una música divina resuena en derredor: una ráfaga de viento ha pasado sobre las flores conmoviéndolas suavemente. Diríase que los dedos invisibles de un hada han rozado las cuerdas de un laúd; cada hoja lanza un suspiro, y multitud de notas se reúnen estremecidas y tímidas para proferir una queja tan apagada y tenue, que parece lamentarse de resonar…” Benito Pérez Galdós Es este un libro sobre la dimensión musical de Benito Pérez Galdós y de su obra. Un libro que ha sido posible gracias al riguroso y minucioso trabajo de investigación de Pedro Schlueter, que durante años ha recopilado correspondencia que el gran escritor mantuvo con músicos, libretistas y literatos, documentos que en su gran mayoría se encuentran custodiados hoy en la Casa-Museo Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. Galdós, que tocaba el piano y el armonio, sentía una especial predilección por Beethoven, debutó en Madrid como crítico musical, a los dos años de llegar a la ciudad y cinco antes de publicar su primera novela. El reconocido estudioso de Galdós, Vernon A. Chamberlin, publicó un controvertido ensayo “Fortunata y Jacinta: A Symphonic Novel”, que…

Galdós
Autores , Novela , Novela Histórica / 4 enero, 2020

Benito Pérez Galdós, nacido en Las Palmas de Gran Canaria  el 10 de mayo de 1843 está reconocido como uno de los grandes novelistas en lengua castellana al lado de Cervantes. Décimo hijo de Sebastián Pérez, coronel del ejército, y de Dolores Galdós, se aficionó en su infancia por los relatos históricos que le narraba su padre. Colabora en prensa local con cuentos y poemas mientras saca el título de Bachiller en el Instituto de La Laguna. El “trastorno emocional” que le produce la llegada de una prima suya al entorno familiar hace que su madre decida enviarle a Madrid a estudiar derecho. En la universidad conoce a Giner de los Ríos que le introduce en el krausismo, frecuenta teatros y tertulias y acude al ateneo a leer a los principales narradores europeos en francés e inglés, allí conoce a Clarín. En 1865 comienza a escribir en los periódicos La Nación y El Debate, así como en la Revista del Movimiento Intelectual de Europa. En 1867 viaja a París a cubrir la Exposición Universal y vuelve con las obras de Balzac y Dickens, del que traduce, del francés, Los papeles póstumos del club Pickwick publicándolo por entregas en La Nación….