Ngũgĩ wa Thiong’o

4 diciembre, 2019

Ngũgĩ wa Thiong’o nació en Kenya el 1938, en el seno de una familia rural. Durante su infancia y adolescencia vivió bajo el dominio colonial británico hasta la revuelta de la guerrilla Mau Mau (1952-1962), que llevó a la independencia del país.

A partir de su ingreso en la comunidad universitaria, Wa Thiong’o inicia una serie de reflexiones acerca de la concepción académica de las culturas y literaturas africanas; estas ideas cimentaron muchas teorías pos-coloniales, que con el tiempo contribuyeron a realzar la personalidad cultural propia de los territorios africanos después del colonialismo europeo.

Por otro lado, desde 1962 Wa Thiong’o se dio a conocer como escritor polifacético y activista social; sus obras fueron centrando cada vez más la atención en los problemas políticos, culturales y sociales de Kenya, razón por la que sufrió persecución política dentro y fuera del país (estuvo exiliado desde 1982 hasta 2002). Además, a partir de 1981 prioriza el kikuyu, su lengua materna, frente al inglés como lengua de creación literaria.

Actualmente Wa Thiong’o es profesor de Inglés y de Literatura Comparada en la Universidad de California en Irvine. Tiene diez títulos de doctorado (uno de los cuales honoris causa) otorgados por universidades de todo el mundo, además de otros méritos académicos y honoríficos. Continúa escribiendo y participando activamente en las esferas culturales y académicas del mundo como reconocido conferenciante; toda su obra sigue generando debate y actividad intelectual, y ha sido traducida a más de treinta lenguas.

Por escribir una obra de teatro en kikuyu (o gikuyu) crítica con el gobierno y por ponerla en escena con campesinos y trabajadores, se ordenó su ingreso en prisión. Y fue en la cárcel de máxima seguridad de Kamiti donde escribió, usando para ello el papel higiénico de su celda, la primera novela moderna escrita en lengua kikuyu, Caitaani mũtharaba-Inĩ (“El diablo en la cruz”, editada por Txalaparta en 1994)
Escrita desde una celda con papel higiénico como único soporte, El diablo en la cruz se concibe como una declaración de intenciones en defensa de la lengua y la literatura africana, al mismo tiempo que se manifiesta como una feroz crítica a una sociedad víctima del neocolonialismo donde la explotación, el acoso sexual y la hipocresía están a la orden del día.

El resultado es un retrato irónico y desnudo del sufrimiento de un pueblo que nunca ha renunciado a soñar con la libertad y que se atrevió a convertir este libro en un símbolo de esperanza.
El diablo en la cruz, es una novela plagada de simbolismos, en la que se mezclan canciones, cuentos y la voz del Tañedor de Gicaandi, que en la mejor tradición africana nos cuenta la extraordinaria historia de cinco personas que se suben a un matatu para ir desde Nairobi hasta Illmorog, invitados, sin conocer la razón, a una extraña celebración: una fiesta del diablo, una competición para escoger siete expertos en robos y hurtos. Durante el viaje estas personas irán contando sus vidas y repasando el antes y después de la independencia de Kenia.

    Calificada de “crítica demoledora de la Kenia moderna, donde el autor refleja las huellas dejadas por el imperialismo británico” (Txalaparta), “es un inmisericorde ajuste de cuentas al periodo neocolonial y, en consecuencia, al estado paupérrimo en que ha quedado sumido el país, representado fielmente por su capital: guarida impune de bandas mafiosas, urbe corrupta, militarizada, suspicaz y particularmente cruel con sus mujeres, a las que obliga a vender su cuerpo a cambio de empleo, por no hablar de la mermada libertad de expresión que amordaza y sume en la paranoia a sus ciudadanos” (Africaneando).

https://literafrica.wordpress.com/2014/09/24/el-diablo-en-la-cruz-ngugi-wa-thiongo/
https://africaneando.wordpress.com/2011/05/02/resena-el-diablo-en-la-cruz-ngugi-wa-thiong%E2%80%99o/

Desde su brillante comienzo, El brujo del cuervo te hace subir a una atracción de la que no querrás bajarte con facilidad. Ngũgĩ wa Thiong’o condensa en más de setecientas páginas, cientos de historias y personajes llenos de originalidad, imaginación y magia. Se habla de “realismo mágico” y es que la narración no cesa de sorprendernos, entre la risa y la congoja.

“El brujo del cuervo” de Ngugi wa Thiong´o
“Cuando el nigeriano Wole Soyinka escribe en inglés, Europa le da el Nobel de Literatura, pero si el keniata Ngugi Wa Thiong’o lo hace en kikuyu o en kiswahili, entonces no existe para la intelectualidad occidental. En realidad, hay que tener sentido de la hospitalidad con políticos y literatos africanos del pasado siglo XX, porque aunque han aprendido muy pocos de sus gentes han hecho un honesto esfuerzo de aculturación para blanquear sus mentes, sus políticas y su arte.” Ferrán Iniesta (Imaginar África, Editorial Catarata, 2009)
https://www.popularlibros.com/libro/el-brujo-del-cuervo_2070

Reforzar los cimientos
Durante más de sesenta años, Ngugi wa Thiong’o ha alzado la voz para denunciar la situación del continente africano, para dar a conocer al mundo sus principales retos y reclamar una alternativa a un neocolonialismo injusto, violento y sobrecogedor. Su sueño es alcanzar la completa libertad, así como disfrutar de una igualdad real entre países.

A lo largo de estas páginas, sobrevuelan cuestiones de gran trascendencia, como el papel de los intelectuales africanos, el lugar de Asia en África, las dificultades políticas del continente ante la virulencia del capitalismo, el legado de la esclavitud o las expectativas para alcanzar la paz.
https://juanherranz.com/libro-reforzar-los-cimientos/

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *